ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER
ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER

esanchez

26 agosto 2019

No hay comentarios

Venir al Balneario Sicilia es cuidar tu salud

Sumergirte en aguas que brotan del interior de la tierra… Sentir sus propiedades curativas y aliviadoras… Dejar volar tus sensaciones con nuestras técnicas relajantes y de descanso…

Si nuestro balneario se encuentra ubicado en Jaraba no es por tener un clima privilegiado (que lo tenemos), ni por el entorno que nos rodea. Es porque aquí brotan estas aguas mineromedicinales, la razón de ser de los balnearios, que han sido declaradas de utilidad pública.  Para ello, han demostrado tener una serie de propiedades muy útiles para tratar algunas enfermedades.

Los balnearios Sicilia y Serón disponen de 6 manantiales

Las aguas que surgen de estos manantiales tienen unas características similares: Brotan a una temperatura constante de 34º tanto en verano como en invierno… Y cada manantial tiene un caudal distinto pero constante a lo largo del año, es decir, no se altera porque sea época de lluvias o de sequia.

La composición química de las sales disueltas en el agua es prácticamente idéntica en todos ellos: Son aguas bicarbonatadas, sulfatadas y cálcico magnésicas.

Estas características se deben a que nacen en el interior de la tierra, donde se calcula que han estado “madurando” durante unos 30-40 años. Es por surgir del interior de la tierra que tienen esa temperatura elevada y constante. Al permanecer durante tanto tiempo almacenada no se resiente por las épocas de sequía o de lluvias: Y es que haría falta un periodo de sequía muy largo para que el acuífero se resintiera. Las sales disueltas se adquieren tanto en el interior del acuífero, como en el camino que siguen para brotar.

De esta manera, estas aguas tienen unas características muy eficaces para tratar determinadas enfermedades.

Enfermedades Renales

El balneario tradicionalmente era el lugar elegido para expulsar los cálculos renales, gracias a la acción de arrastre de sus aguas diuréticas (cura hidropínica)  y a la acción dilatadora de los conductos y analgésica de los baños y chorros hipertermales.

Las personas que han padecido de cálculos renales tienen muchas posibilidades de que estos vuelvan a aparecer. Para estas personas es muy recomendable la cura balnearia. Con ella, conseguimos eliminar las arenillas o los pequeños cálculos antes de que se hagan demasiado grandes y sea difícil su eliminación.

No todos los balnearios sirven para tratar esta patología. El nuestro, por las propiedades de sus aguas, está dentro de la pequeña lista de balnearios que son efectivos en el tratamiento y prevención de enfermedades renales.

Enfermedades reumatológicas

Acudir al balneario en caso de dolor del aparato osteoarticular (artrosis, artritis, dolores postraumáticos, recuperación de intervenciones quirúrgicas…) es la forma definitiva para aliviar el dolor sin consecuencias.

En la actualidad existen muchos antinflamatorios, pero todos ellos tienen un gran número de efectos secundarios, tal y como consta en sus prospectos. La cura balnearia conserva toda su vigencia para el tratamiento del dolor ya que, aparte de su acción analgésica y antiinflamatoria, es muy valorada por carecer de efectos secundarios.

El tratamiento está basado en la acción analgésica y relajante muscular que produce la inmersión en el agua mineromedicinal (baños de burbujas, piscina de tonificación, jacuzzi), en la hidrocinesiterapia (ejercicios realizados en la piscina), en la acción tonificante y de masaje de los chorros termales y subacuáticos; y en los parafangos (barros mezclados con parafina).

Enfermedades respiratorias

Las aguas de nuestros balnearios tienen aguas útiles para tratar los problemas respiratorios: La inhalación de microgotas o el vapor de estas aguas tiene acción broncodilatadora y mucolítica.

Con la introducción de nuevas técnicas balnearias (aerosoles, nebulizaciones, terma de aromas y cámara de sal), se han potenciado estos tratamientos en los últimos años. Los resultados han sido muy satisfactorios, como muestra el estudio publicado en el volumen 28 de la revista de la Sociedad Española de Hidrología Médica.

Descanso

Ha sido la primera razón de acudir al balneario en los últimos años, y lo sigue siendo en la actualidad. Esto se debe a factores como el estrés o el cuidado del cuerpo.

Estrés

Por un lado, los rasgos del mundo actual (las prisas, los atascos, las exigencias de la sociedad de consumo…) nos crea una presión de la que es necesario escapar. Y los balnearios son el lugar ideal para desconectar.

Cuidado de la salud

Por otro lado, cada vez hay más gente a la que le preocupa el cuidado de su cuerpo. No solamente se trata de vivir más años sino de conservar la calidad de vida, manteniendo nuestro cuerpo en las mejores condiciones para afrontar la vida con salud.

Moda

En la actualidad, ya no se relaciona a los balnearios con las personas mayores, con la enfermedad y con lo anticuado. Ahora, la gente joven está acudiendo cada vez más a los balnearios ya que no solamente se pueden tratar enfermedades, sino que se pueden prevenir.

Nuestras aguas son relajantes tanto a nivel psíquico, por el radón 222 presente en ellas; como a nivel físico, por la acción relajante muscular que les da ser cálcicas hipertermales. Acudiendo al balneario estarás cumpliendo numerosos objetivos para alcanzar una vida saludable: descanso, relajación, desconexión, tratamiento y prevención de enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =